Christian Gálvez – Matar a Leonardo da Vinci.

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

                En mi vida tengo figuras que me inspiran, tengo como referentes a grandes personas cuyos  nombres resuenan como un eco en la historia y que nunca se apaga. Admiro a las personas que son capaces de transformar la historia por causas justas, por  hacer del mundo un lugar más bello para vivir. De entre las pocas personas que admiro Leonardo da Vinci es mi mayor referente, ¿Por qué?, porque ha sido un terremoto en la historia que derrumbó los pilares de lo establecido y trató de transformar su mundo, haciendo renacer de las ruinas una nueva civilización. Leonardo en mi vida ha significado mucho, me inspira en muchos aspectos, me inspira a ser curioso, a preguntarme el por qué de las cosas y a saberlas por mí mismo y no porque alguien me las diga.

             Por esta razón, cuando adquirí el libro de Christian Gálvez, “Matar a Leonardo da Vinci” lo  cogí con bastante escepticismo, temía que se hiciese de Leonardo da Vinci una figura velada por el misticismo y lo “conspiranoico”, que es lo que suele ocurrir con Leonardo por parte de algunos autores que piensan que necesitan de ello para hacer de la figura de Leonardo algo que no es, pero parece ser que no se dan cuenta de que no es necesario pues con la propia figura de Leonardo, la que realmente conocemos, es bastante como para hacer de él un gigante, aunque sí es cierto que hay ciertos aspectos de la vida de Leonardo que desconocemos.

             Pese a lo dicho de mi mala experiencia con algunos autores, con la obra de Christian Gálvez me he llevado una muy grata sorpresa, he de  decir, sin desvelar nada para aquellos que no hayan leído la obra, que el principio del libro es uno de los comienzos más emocionantes que he podido leer en una obra literaria, incluso me hizo sentir no un lector, sino alguien que está en la escena que está narrando, como si estuviese en pleno siglo XVI entre los personajes, frente a Leonardo.

             También ha conseguido, incluso para mi, tras tantos años de estudio sobre Leonardo da Vinci, limitado únicamente a su obra, aproximarme al Leonardo más humano, un Leonardo que sufre y goza, que ama y repudia, que piensa y siente. Ello ha conseguido, al menos en mí, hacerme conocer a Leonardo mejor, verle más humano; me ha hecho sentirme más próximo a la figura del Renacimiento por antonomasia.

             ¿Recomendaría esta obra? Por supuesto que sí. Es fiel a la figura histórica de Leonardo, permite conocer a Leonardo da Vinci a través de una obra con un lenguaje muy ágil, haciendo que la narración sea muy amena y además permite conocer uno de los peores episodios que tuvo que soportar Leonardo da Vinci en su vida. Creo que os podéis fiar de mi palabra porque tengo una obsesión por Leonardo da Vinci, me he leído libros en italiano de Carlo Pedretti, he leído a Luis Racionero, a Donald Sassoon, a Charles Nicholl, he leído los Códices de Madrid, publicados digitalmente por la Biblioteca Nacional  y cuando leo sobre Leonardo exijo rigor histórico y con Christian Gálvez, además del rigor histórico, encontraréis una novela que marcará un antes y un después en la visión que tenéis de Leonardo di Ser Piero da Vinci.

«El placer más noble es el júbilo de comprender»

Leonardo da Vinci

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!