• Marc Levy – El pequeño ladrón de sombras.

    [vc_row][vc_column][vc_column_text]

      En cada uno de mis viajes, indiferentemente del lugar en el que estuviese, tengo por costumbre comprar un libro en las pequeñas tiendas de las estaciones y aeropuertos con la esperanza de encontrar un libro que me haga viajar en las largas esperas o que, cuando llegue a casa, me traslade y me evada de la, en ocasiones, tediosa realidad. En mi viaje a Valencia compré en la estación un pequeño libro, de tapas duras, con una cubierta en papel y de un autor desconocido para mi, Marc Levy. La portada me llamó la atención de por sí pues en ella aparece un pequeño niño con un avión de papel en un prado verde  mirando al cielo y, proyectado en la hierba, la sombra de un gran avión.
      La obra de la que estoy hablando es El pequeño ladrón de sombras. Nunca he sido muy dado a leer obras en las que la temática sea romántica, pero en este caso, a parte del destacado romanticismo, esta la historia de un niño, sin nombre, que, desde su infancia, tiene una habilidad poco común… Y hasta aquí quiero que sepáis por mi.
       Con esta novela quiero que sintáis lo mismo que sentí yo cuando comencé a leerla, que desde la primera página hasta la última no pude soltarla, si eres joven la disfrutarás como un adulto y si eres un adulto la disfrutarás como un joven.
     Sin duda Marc Levy ha sido un descubrimiento como autor, dota de una gran personalidad a cada uno de sus personajes llegando a odiar algunos y a querer a otros, ha sufrir cuando ellos sufren y a alegrarte cuando consiguen sus propósitos. ¿Lo recomiendo? 100%.

    [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]