Hablando del rey de Roma…

A diario usamos expresiones que ya forman parte de nuestra tradición oral. Su uso está muy extendido y son muchas las expresiones que conocemos, pero quizás no conocemos su origen y su significado.

Son muchas las expresiones que usamos con frecuencia, pero hoy me quiero centrar en una. ¿Quién no ha dicho alguna vez «Hablando del rey de Roma, por la puerta asoma?». Esta locución suele emplearse cuando en una conversación entre dos individuos, se menta a un tercero y este hace acto de presencia.

Los que son aficionados a la historia puede que relacionen esta locución con el origen de Roma. Entre el 753 a.C. y el 509 a.C, desde que se funda roma hubo un periodo monárquico. En este periodo hubo 7 reyes: Rómulo, Numa Pompilio, Tulio Hostilio, Anco Marcio, y los tres reyes etruscos; Tarquino Prisco, Servio Tulio y Tarquino. Pese a la existencia de reyes, la locución en su origen no hacía referencia a ninguno de ellos, es más, ni tan siquiera la expresión era «Hablando del rey de Roma», sino que era «Hablando del “ruin” de Roma». ¿Quién era el ruin? El papado de Avignon, formado por 7 obispos que residieron en Avignon. Fue un periodo tan lamentable para el cristianismo que algunos historiadores cristianos lo llamaron «Segundo cautiverio de Babilonia». Fue un papado nefasto, ruín, al que algunos consideraban una encarnación del mismísimo diablo. Así, por aquel nefasto papado, nació la locución «Hablando del rey de Roma», a la que más tarde, por la tradición popular se añadiría la rima «por la puerta asoma».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.