La mujer revertiana

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

   Corría el año 2000 cuando por vez primera, con muy poca madurez literaria, sostuve entre mis manos una novela de Arturo Pérez-Reverte. Con tan pocos años, tendría unos diez, había muchos elementos en aquella novela que no lograba entender, porque requería haber vivido previamente ciertas experiencias que mi corta edad me impidió haber vivido. Pese a no haber entendido todo, su novela me atrapó, de principio a fin. Como no podía ser de otra forma la primera novela que leí de Reverte hizo que viajase al Madrid del siglo XVII, donde recorrí sus calles a través de la mirada del Capitán Alatriste. Es cierto que sobre este autor tengo una gran admiración, pero no peco de fanatismo ciego. Dice muchas cosas con las que no estoy de acuerdo, sea por el motivo que sea, pero por lo menos lo tengo en cuenta porque sé que cuando habla lo hace con fundamentos.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

   Hace unos días terminé la nueva novela de Reverte, Eva. Como no podía ser de otra manera, la obra me atrapó de principio a fin. La ambientación, la trama, los personajes, la intriga. Todo me empujaba a seguir leyendo una página más, pero el elemento que siempre me ha atrapado de sus novelas, y que destaco por encima del resto, es la mujer revertiana.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_custom_heading text=”“Eva no está basada en un personaje real, pero se apoya en elementos de mujeres que sí lo fueron.“” font_container=”tag:h3|text_align:left”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

   En sus novelas aparece una mujer que se presenta como el héroe narrativo de la literatura del siglo XXI. Siempre lo ha dicho, sobre el hombre ya está todo dicho. Desde que Homero escribió sus obras hasta Santiago Posteguillo. El héroe masculino no trae nada novedoso, está agotado. Este siglo ha dado a luz una nueva mujer, resultado del cambio social y la herencia histórica. Reverte afirma que no vale con rescatar la ridícula idea medieval de la mujer frágil que espera a ser rescatada, devota de su amado caballero que desface entuertos, compañera fiel y que espera como un premio a que todo acabe. Esa mujer no aparece en sus novelas, porque no considera que sea real. Incluso hoy en día podemos ver esa mujer en las películas de Hollywood en donde podemos verla limitándose a gritar cuando hay un peligro y que al final acaba refugiándose en los hombros de su salvador

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/3″][vc_custom_heading text=”“La mujer es el último gran héroe épico que queda porque vive en la frontera difusa y se debate entre ser mujer y lo que le pedimos que sea en el mundo actual, y no renuncia a los hijos, teniendo al mismo tiempo que competir con los hombres.“” font_container=”tag:h3|text_align:left”][/vc_column][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

   La mujer revertiana es el reflejo de alguien que ha sufrido siglos de tortura, abandono y opresión. No es un botín de un guerrero, ella es la guerra, no está sometida al silencio del hogar sino que lucha desde la trinchera. Es una mujer que por los siglos de sufrimiento ha desarrollado mirada, lucideces y fortalezas. Cuando ataca es implacable. Si saca la navaja no es para asustar, es para matar. Es capaz de empuñar un florete, una pistola, defender a otros, rescatar a hombres en apuros, conspirar y asesinar. Soportan mejor la enfermedad y el sufrimiento que los hombres. Es fuerte, profesional y valiente. Así es la mujer revertiana.

[/vc_column_text][vc_column_text]

   En cierta ocasión, en una presentación de un libro, uno de los periodistas le preguntó a Reverte por qué la mujer de sus novelas tenía atributos masculinos. Entre risas respondió que ya quisiéramos los hombres tener esos atributos.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

One thought on “La mujer revertiana

  • Reply Isabel Alarcón 12 febrero, 2018 at 8:57

    Pues sinceramente, yo creo las mujeres que muestra en sus novelas nunca existirán por la sencilla razón de que son perfectas. De hecho, yo diría que las tiene idealizadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!