La Noche de los Poetas Asesinados

La Noche de los Poetas Asesinados, así se conoce la fatídica noche del 12 al 13 de agosto de 1952. Esa fecha quedaría marcada como una cicatriz en el rostro de la URSS por el asesinato de 13 intelectuales judíos. Las detenciones de los miembros de aquel grupo fueron firmadas por orden directa de Iósif Stalin. Entre septiembre de 1948 y junio de 1949, uno a uno, fueron capturados. Su supuesto delito fue el espionaje, la conspiración y la traición. Privados de un juicio justo y una defensa legítima, después de tres años de presión y tortura, se les ejecutó. ¿Qué había detrás de aquellas ejecuciones?


«Mi nacionalismo persistente consiste en que estuve demasiado legado a la lengua yiddish como elemento de expresión. Durante 28 años he escrito en esta lengua y la amo pese a sus muchos defectos. Se que no me queda mucho tiempo de vida, pero al amo como se ama a una madre.»

David Bergelson

Lubianka, cuartel general del KGB, hacía las funciones de la prisión durante la URSS. Allí, en aquellos sótanos, los trece intelectuales judíos fueron ejecutados. Entre ellos había destacados escritores en lengua Yiddish, idioma fruto del hebreo, francés antiguo, alto alemán y dialectos del italiano del norte.

En plena Segunda Guerra Mundial, en el año 1942, aquel grupo de intelectuales formaban parte del Comité Judío Antifascista (CJA), apoyado directamente por Iósif Stalin. El CJA fue una herramienta de la que se aprovecho la URSS para hacerse un lavado de cara en el extranjero. Sus miembros se encargaban de dar apoyo a los judíos que lo necesitasen y, a su vez, pedir apoyo a los judíos de los países occidentales. Aquella labor tuvo una gran aceptación entre la comunidad judía, pero a ojos de Stalin, aquel grupo de intelectuales comenzaba a ser una amenaza.

Aun así, con el CJA en pleno funcionamiento, con el final de la Segunda Guerra Mundial, muchos de los judíos que vivían en la URSS, decidieron abandonar el país. El viejo fantasma antisemita que se escondía tras la esvástica, también comenzó a esconderse tras la hoz y el martillo. Solo los miembros del CJA defendían la integridad de la URSS para con la comunidad de los judíos soviéticos.

La Guerra Fría fue el marco perfecto para Iósif Stalin y su política. Los intelectuales que formaban parte del CJA no pudieron ser asimilados por la maquinaria que puso en marcha el dictador soviético. Aquel grupo representó una amenaza y los acusaron de estar detrás de una conjura contra la URSS. Su objetivo era crear un estado judío en Crimea e iniciar desde allí una invasión hacia la URSS con el respaldo de los Estados Unidos.

«El pensamiento de que la cultura judía, y que nosotros los escritores judíos, no éramos necesarios se apropió de mí a partir de 1944. Si se da la asimilación, ¿quién aprenderá el idioma yiddish, que ya no sirve para nada? Pero si seguimos luchando por el derecho de esta lengua a existir, entonces nuestra poseía será llamada nacionalista»

David Bergelson

Los 13 miembros del CJA estuvieron encarcelados3 años. Bajo tortura, firmaron unas confesiones en donde aceptaban los cargos de traición. Los juicios que se hicieron fueron una farsa. Los acusados no contaban con una defensa legítima y la sentencia ya estaba firmada antes de los juicios. Todos fueron sentenciados con la pena de muerte.

Los 13 poetas

Peretz Markish, poeta Yiddish, cofundador de la Escuela de Escritores.
David Hofstein, poeta Yiddish.
Itzik Fefer, poeta Yiddish.
Leib Kvitko, poeta y escritor de literatura infantil.
David Bergelson, novelista Yiddish.
Salomón Lozovsky, Director de la Oficina de Información Soviética.
Boris Shimeliovich, Director Médico del Hospital Clínico de Moscú.
Benjamin Zuskin, asistente y sucesor de Solomón Michoels como director del Teatro Judío Estatal de Moscú.
Josepgh Yuzefovich, investigador del Instituto de Historia de la Academia de Ciencias Soviética y dirigente sindical.
Leon Talmy, traductor, periodista y miembro del Partido Comunista de EEUU.
Ilya Vatenberg, traductor y edtor de Eynikeyt, periódico de la JAC.
Chaika Vatenburg-Ostrovskaya, traductora en JAC.
Emilia Teumin, Directora adjunta del Diccionario Diplomático, editora de la División Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!