La reducción a lo absurdo

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

   Hay debates que no me entran en la cabeza. Últimamente las redes sociales no dejan de bombardear con mensajes acerca de la inmersión lingüística. De vez en cuando buceo entre los mensajes más destacados y uno no acaba de comprender exactamente dónde diantres está el problema. La tontuna fratricida que está viviendo España no tiene ningún sentido, ninguno. Con el tiempo he aprendido que cuando dos noticias rozan los extremos opuestos, la verdad se haya en la frontera que los separa. Ni sectarismo lingüístico ni desprecio a la lengua. Al final uno acaba percibiendo que la gente vive más en la “realidad” virtual, que en el mundo real. No se justifica un comentario una tarde con los amigos diciendo “esto es así porque yo lo he vivido”, sino que se justifica con “esto es así porque así lo he leído”.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/3″][vc_custom_heading text=»«Con el tiempo he aprendido que cuando dos noticias rozan los extremos opuestos, la verdad se haya en la frontera que los separa.»»][/vc_column][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]

   No voy a entrar a defender si en un sitio se aparta el castellano o si en otros sitios se aparta el catalán, el euskera, el gallego o el aranés, no lo voy a hacer porque eso es entrar en el debate absurdo. Lo que voy a defender es la cultura de todos. España es uno de los países más ricos a nivel cultural y más despreciado por sus ciudadanos. ¿Cómo hemos llegado a un punto en el que la cultura se desprecia de tal forma? Tendríamos que abanderar la diversidad lingüística como icono de nuestra patria. ¿Cuántos países pueden decir que entre sus fronteras se habla tantas lenguas diferentes? ¿Por qué no somos capaces de sentirnos orgullosos de lo que tenemos? Cuando leo que hay gente que desprecia el aranés, el gallego, el euskera, el catalán o el castellano, me estalla la cabeza.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]

   Somos ahora mismo nuestro mayor enemigo. Somos nuestra propia inquisición tratando de establecer una política discriminatoria basada en el argumento cero. Yo me eduqué en la escuela aprendiendo en un colegio de monjas coneixement del medi, matemàtiques, lengua, música, etc… alternando algunas en castellano y en valenciano, y no recuerdo que existiese un debate tan ridículo como el que se está dando hoy en día. Si en un territorio hay varias lenguas oficiales ¿Qué problema hay en aprenderlas? ¿Por qué una tiene que ser exclusiva de la otra?

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″][vc_custom_heading text=»«no defiendo ninguna postura política, defiendo la cultura, sin distinción de raza, sexo, ideología política o creencias.»»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

   Sinceramente, creo que estamos llegando a un punto en donde cualquier aspecto de la vida, ya sea político, religioso o cultural se le está aplicando la reducción al absurdo. Los debates que se tratan, la forma en que se tratan, los argumentos que se aportan y el trato a quien piensa diferente evidencia la falta de madurez que estamos teniendo en España. Me siento identificado con el castellano, con el catalán, con el euskera, con el gallego y con el aranés. Me siento orgulloso de que en España todos tengamos una lengua común y que en algunas zonas del territorio se hable en una lengua propia. Me siento orgulloso de que haya gente que promueva el aprendizaje, que nuestro Instituto Cervantes, con presencia en muchos países del mundo, de cursos de lenguas como el euskera, el catalán o el castellano en países como China o Rusia.

   El día que dejemos de despreciar nuestra cultura y empecemos a sentirnos orgullos de nuestra identidad multicultural, seremos uno de los países más destacados por su cultura, por su historia, por sus lenguas. Tenemos algo que el dinero no puede comprar: una riqueza cultural envidiable. Ahora toca defender esa identidad.

   Como aclaración, no defiendo ninguna postura política, defiendo la cultura, sin distinción de raza, sexo, ideología política o creencias.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!