Sobre la tiranía, de Timothy Snyder.

¿Qué necesidad tendría hoy en día una obra cuyo objetivo principal es aleccionar al lector sobre la tiranía cuando estamos muy preparados para reconocer las tiranías? El mundo ha vivido muchas tiranías, y en muchos países hoy en día viven bajo el yugo de un sistema político que suprime derechos y pisotea las libertades. Por ello, cuando uno pasea por su librería y ve la obra, puede llegar a plantearse qué va a decir este autor que ya no sepamos… Pues mucho, este es un claro ejemplo de un autor que no ha necesitado más de 130 páginas para dar lecciones sobre algo que pensamos que tenemos asumido. Este libro consigue que el lector se planteé una pregunta clave: ¿Sería yo capaz de advertir cuándo surge una tiranía?

   Hay dos grandes males en este mundo y que asolan el panorama político impidiendo que la luz salga de estos males como si se tratasen de dos agujeros negros: el pensar que sabemos y la falta de espíritu crítico.

   La obra que presenta Timothy Snyder es crucial para darnos un baño de humildad. No sabemos todas las claves que nos permitirían reconocer una tiranía. Es por ello que el autor de “Sobre la tiranía” nos da 20 lecciones magistrales, bien ilustradas con ejemplos contemporáneos e históricos. Cada lección invita a la reflexión ya que desvela evidencias que nosotros pasamos por alto.

   Aparentemente esta obra podría parecer un libro menor, una peregrina obra ensayística e independiente del autor, pero es un libro que hay que leer con precaución, y siendo consciente de cada palabra. Cada capítulo es un consejo, y ese consejo es ilustrado con la política comparada, con la que trata de sintetizar el pasado para que el propio lector sea consciente.

   Te invito a que leas esta gran obra que cabe en un bolsillo.

  • La obediencia anticipada es una tragedia política.
  • Tenemos la tendencia a suponer que las instituciones resistirán automáticamente incluso los ataques más directos. Ese fue el error que cometieron muchos judíos en Alemania con Hitler.
  • La vigilancia eterna es el precio de la libertad.
  • Es posible que algún día se te presente la oportunidad de mostrar símbolos de lealtad. Asegúrate de que estos símbolos incluyen a tus conciudadanos en lugar de excluirlos.
  • Son precisamente las personas que en su momento fueron consideradas excepcionales, excéntricas o incluso tontas las que hoy en día recordamos y admiramos.
  • Renunciar a los hechos es renunciar a la libertad.
  •  La verdad muere de cuatro maneras, y nosotros las hemos presenciado:
  1. La primera manera es la hostilidad descarada a la realidad verificable.
  2. La segunda manera es el mantra chamánico.
  3. La tercera manera es el pensamiento mágico, o la aceptación obvia de la contradicción.
  4. La última manera es la fe hacia el individuo equivocado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!