Margen de error II. El sustantivo.

El sustantivo es la palabra esencial del sujeto en una oración y se define como una unidad semántica que nombra a personas, entidades, ideas, objetos concretos y abstractos. Teniendo en cuenta todo esto uno puede percibir que el sustantivo es fácil de encontrar en la ración, pero no siempre es así: «Un filósofo griego.»

El sustantivo se puede identificar por su referente, el género por el que aparece, el concepto que representa, el número, la composición, la forma, el uso de prefijos o sufijos y la contabilidad.

El referente: Los sustantivos son palabras que designan a un referente que puede ser común o propio:

Nombres comunes: Son aquellos que nombran seres, animales o cosas agrupándolos sin expresar ningún rasgo. Hacen referencia a un conjunto de cosas, por eso se denominan comunes, y se escriben con minúscula: árbol, perro, personas.

Nombres propios: Distinguen un lugar concreto o un individuo en particular. Se aplica a los nombres y apellidos de las personas, y a los lugares concretos. Su referencia es única carecen de significado lingüístico: Federico, Huesca, Varó.

El género: Todos los sustantivos tienen género masculino y femenino, ya sea en el campo morfológico o en el léxico.

A nivel morfológico el femenino o masculino se forma cambiando ligeramente la terminación de la palabra, como juez y jueza. Existen algunas palabras acabadas en -a que son masculinas: el cura, el aroma, el dogma, el drama.
Las palabras que acaban con -ista pueden ser masculinas o femeninas dependiendo del contexto: el pianista, la pianista.
Hay otros sustantivos que cambian en función del género: yerno-nuera, marido-mujer, padre-madre.
Por otro lado hay sustantivos de género ambiguo, que pueden ser femeninos o masculinos: el mar, la mar.


* Es raro que de un sustantivo común se forme un sustantivo masculino. La RAE admite el modisto, como masculino de la modista, aunque respeta otros vocablos con la terminación -ista que designan actividades y profesiones masculinas y femeninas: ebanista, periodista, telefonista, pianista, electricista, dentista.

El concepto representado. Los sustantivos representan objetos animados e inanimados, y amblas clasificaciones se dividen en ideas concretas o abstractas.

Concretos: Son independientes y su referencia son objetos, animales o personas tangibles, es decir, pueden percibirse a través de los sentidos o puede imaginarse.

Abstractos: Son dependientes, intangibles, que sólo puede percibirse con la mente, como la bondad, la sensatez, la dulzura.

Los derivados de los adjetivos y los verbos se crean usando los sufijos -ad, -ada, -ancia, -anza, -encia, -era, -ez, -ida, -ura, -ción, -sión, -xión.

Los sustantivos abstractos pueden ser de fenómenos: los que designan acciones, estados o efectos; de cualidad: los que designan cualidades o propiedades a los objetos o los seres; de números: los que designan propiedades ideas o abstracciones.

Estos sustantivos otorgan matices reflexivos o afectivos al texto, pero hay que ser cautos a la hora de usarlos ya que la tarea principal del escritor es mostrar, no explicar. Para evitar caer en el error se recomienda reemplazar el sustantivo abstracto por una situación o hecho que de a entender la idea.

El número. En base al número, los sustantivos pueden ser singulares, plurales o colectivos.

Singulares: Son aquellos sustantivos que nombran a un sólo individuo: libro, casa, abeto.
Plurales: El plural se admite cuando nombra a más de un objeto: libros, casas, abetos.
Colectivos: Morfosintácticamente son iguales que el singular, pero se refieren a un grupo: el ejército, la banda, el equipo.

Con algunos sustantivos ocurre que sólo pueden emplearse en plural o en singular indiferentemente del número, por ejemplo cuando se trata de realidades que constan de un conjunto de partes o de acciones, se usa el plural: afueras, albricias, ambages, anales, andas, añicos…; por el contrario hay otros que sólo se usan en singular: adolescente, caos, cariz, cenit, grey…

Con el apellido, cuando se aplica a los miembros de una familia, puede aplicarse el plural, no obstante es recomendable usar el singular: los Varó, los Fernández, los Caballero. Por el contrario, si hablamos de nombres históricos o dinásticos si se usa el plural: los Borbones, los Escipiones.

Los plurales de sustantivos extranjeros que han sido castellanizados se forman añadiendo -s o -es: chofer>chóferes; álbum>álbumes; vermu>vermús.

La composición. En base a su composición, los sustantivos pueden ser simples o compuestos.

Simples: Son los sustantivos que no se componen por más de una palabra: rayo.
Compuestos: Son los sustantivos formados por más de una palabra: pararrayos.

La forma. Dependiendo de la forma, los sustantivos pueden ser primitivos, derivados, aumentativos, diminutivos, despectivos, gentilicios, patronímicos e hipocorísticos.

Primitivos: Sirven como cabeza de serie a una familia y funcionan como raíz de las palabras derivadas de ellos, como casa.
Derivados: Nacen de los primitivos, por ejemplo de casa: casero, caserío, casemita…
Aumentativos: Definen al sustantivo con rasgos muy intensos o de gran tamaño, como casaza, casote, casoplón.
Diminutivos: Definen al sustantivo con rasgos de grado menor o pequeños, como casita.
Despectivos: Designa al sustantivo como un fenómeno tratado con desprecio o desdén, como casilla o casucha.
Gentilicios: Derivan del lugar de nacimiento, como oscense, alicantino o español.
Patronímicos: Derivan de algún nombre propio como son la mayoría de los apellidos españoles, los cuales se formaron originariamente a partir de nombres propios: Gonzalo, González; Fernando, Fernández.
Hipocorísticos: Son las abreviaciones que se hacen de los nombres como Francisco, Paco; José, Pepe.

Los prefijos y sufijos. El sustantivo admite el uso de los prefijos y los sufijos y su significado cambia dependiendo de cuál lleve. Entre los prefijos más comunes destacan:

An-Privaciónanemia
Ante-AnterioridadAntepuesto
Anti-ContraAntidemocrático            
Contra-Oposición, contrariedadContradecir
En-Sobre, dentro deEncajar
Entre-Intermedio, acción incompletaEntrever
In-Privación, negaciónInapropiado
Pos-Después de, detrásPosverdad
Pre-Delante de, antesPredecir
Re-Repetición, incremento, oposición, negación y movimientoRehacer
Sobre-Intensifica el significado de la palabraSobrehumano
Super-Preeminencia, superioridadSupersónico
Ex-, exa-, extra-Fuera deExpatriado, exabrupto, extraterrestre

Y los sufijos más usados son:

-acoDespectivo, gentilicioLibraco, polaco
-achoDespectivoPopulacho
-adaLo que cabe, golpeBarriada, rodillada
-ajeAcción, lugar, tiempo, conjuntoArbitraje, follaje
-ajo/aDiminutivo, despectivoMigaja, pequeñajo
-agónicoLucha, combateAntagónico
-algiaDolorArtralgia
-arca o arquíaPoderMatriarca
-atra, atríaCuraciónPediatra
-céfaloCabezaBicéfalo
-cicloAlgo circularHemiciclo
-cosmoMundoMacrocosmos
-crata, craciaQue tiene poderDemócrata
-dromoCarreraHipódromo
-edroCaraPoliedro
-fagoComerSarcófago
-filaHojaClorofila
-filiaAmistadHemofilia
-fobiaMiedoXenofobia
-foníaVoz o sonidoafonía
-foroLlevarsemáforo
-frasisExpresiónPerífrasis
-gamiaCasamientoMonogamia
-genoQue engendraPatógeno
-geoTierraApogeo
-grafíaEscribirTaquigrafía
-gramaLetraCrucigrama
-itisInflamaciónMeningitis
-latríaAdoraciónIdolatría
-litoPiedraMonolito
-logíaCienciaGeología
-manciaAdivinaciónNigromancia
-maníaPasiónPiromanía
-metroMedidaMilímetro
-nautaNaveganteAstronauta
-nimiaNombreSinonimia
-patíaAfecciónApatía
-pediaEducaciónEnciclopedia
-PodosPiesArtrópodo
-polisCiudadCosmopolis
-pteroAlaHelicóptero
-rragiaBrotarHemorragia
-scopioVisiónTelescopio
-sofíaSabiduríaFilosofía
-tafioTumbaEpitafio
-tecaCaja o archivoBiblioteca
-tecniaArte o cienciaMercadotecnia
-teoDiosAteo
-terapiaCuración, tratamientoHidroterapia
-termoCalorIsotermo
-tesisColocaciónPrótesis
-tipoImpresiónPrototipo
-tomíaCortarGastrectomía
-tropoSe dirige haciaMisántropo
-arquíaMandarAnarquí

La contabilidad. Los sustantivos se pueden dividir en contables o incontables.

Contables: Señalan entes que pueden ser contados y que pueden combinarse con plurales sin que se vean alterados: diez perros, ocho políticos, dos euros.
Incontables: Señalan realidades que no pueden ser contadas: ira, lava, lluvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!