• José Luis Martín Vigil – El misterio del Almak

    Jose Luis Martín Vigil, El misterio del Almak. Editorial Juventud, Madrid, 1991, 160 Pp.

       ¿Qué mejor regalo para una persona que un libro que nos ha gustado? Gracias a esos regalos he podido conocer obras de autores buenísimos, pero que no ocupan los primeros lugares en los estantes de una librería famosa.

       El Misterio del Almak es un libro que no habría conocido si un buen amigo mio, al que no veía hacía años, no se le hubiese ocurrido regalármelo por el simple hecho de querer regalarme una obra que a el le gusto.

       El protagonista de esta historia es un personaje joven, inquieto e inconformista, con ganas de vivir la vida. El narrador, un viejo amigo suyo, llama a nuestro protagonista por su apodo cariñoso: Chiqui.

       Chiqui es una persona que no se conforma con las trivialidades de la vida ni con la vida cotidiana. ¿Qué espera de la vida? Retos. Con el fin de alcanzar su meta, vivir la vida, decide realizar una hazaña jamás lograda anteriormente por ninguna persona de su edad: cruzar el Atlántico en un barco de vela. ¿Cual es su finalidad? Aprender lo que ninguna escuela enseña, encontrarse a uno mismo.

       Este libro es un canto a vivir la vida de forma plena, e invita al lector a recorrer el camino de autoconocimiento. Os invito a que deis una oportunidad a esta gran novela, no por su tamaño sino por su contenido.

  • Emily Dickinson – El viento comenzó a mecer la hierba.

    Emily Dickinson, El viento comenzó a mecer la hierba.
    N∅rdicalibros, Madrid, 2012, 112 Pp.
         Hoy os traigo una de las obras más bellas que he tenido nunca en mis manos. Juntar a una de las mejores poetísas y a uno de los mejores ilustradores españoles da lugar a una auténtica joya editada. Cuando vi este libro estaba oculto en un estante de una famosa libreria. Junto a el habían enormes tomos en tapa dura escritos por poetas famosos, pero no me llamó la atención ninguno de ellos. Mi forma de buscar libros es peculiar, siempre apunto al menos destacable pues por propia experiencia me he llevado muy buenas sorpresas.
         La obra editada por N∅rdicalibros es una auténtica joya de las ediciones. Sus poemas son bellísimos y sus acuarelas son magnificas. Desde luego, Kike de la Rubia ha hecho un gran trabajo como ilustrador, ha dado vida a los poemas de Emily Dickinson.
         En mi caso tengo que confesar que me encanta la poesía, soy un gran lector de poemas y siempre ando buscando obras completas de mis autores favoritos. Con este libro, Emily Dickinson se ha ganado un lugar de honor entre mis libros.
         Sus poemas están cargados de un halo misterioso y visionario. En la mayoría de sus poemas suele aparecer los términos “encantado, hechizado” y “sagrado” que a menudo son el mismo concepto.
         En el poema 670 Emily Dickinson reconoce que el sobrecogerse por el espíritu de uno mismo puede ser la peor experiencia que uno pueda experimentar.  La naturaleza en su obra aparece domesticada, un aspecto común que podemos encontrar en la poesía de John Milton, Vaughan o Blake, quienes concebían a la naturaleza como una entidad con orgen humano. En la obra de Dickinson, la salvación de la naturaleza únicamente llega por lo sagrado.

         ¿A quién recomendaría este libro? A cualquiera, ya sea lector de poemas o no. Es un goce para los sentidos. La poesía es una maravilla y la edición es una joya. ¿Quieres disfrutar de poesía? Lee a Emily Dickinson.

  • Javier Sierra – El maestro del Prado.

         Cada vez que voy a hablar de un autor como el que voy a hablar hoy trato de medir cada palabra para hacer justicia a su figura y a su obra. En esta ocasión voy a hablar de un escritor español, el cual sus obras han sido Best Seller nacional e internacional. Cada una de sus obras es fruto de un gran esfuerzo, investigando y trabajando a pié de calle para que su obra haga justicia a la realidad que quiere transmitir. En los Estados Unidos el escritor de misterio es Dan Brown, en España el escritor es Javier Sierra.

         Con algunos autores me resulta muy difícil ser objetivo y “académico” a la hora de hablar sobre ellos, y con Javier Sierra me ocurre que cada libro suyo me genera fascinación. Ninguno de sus libros me ha decepcionado, y siempre consigue hacer vibrar alguna cuerda interior que despierta la curiosidad en el lector y hace que este comparta las inquietudes que fascinan al propio Javier Sierra.

         Cada libro que ha escrito lo he leído, y en cada libro me he inmerso en su historia. Uno de sus últimos libros, El maestro del Prado, lo he disfrutado de manera especial ya que mezcla dos de los temas que más me fascinan, el arte y el misterio. Su obra comienza con una frase que engancha al lector desde la primera página, “Érase una vez la duda”.

         Os recomiendo esta obra, cada página es un nuevo descubrimiento, cada página es una clave nueva de interpretación artística y en cada página se aprende. La obra, de manera muy breve porque con Javier Sierra no es necesario escribir mucho sobre su obra para que la gente se anime a leerla, sitúa al lector en Madrid, más concretamente en el Museo del Prado y en este lugar, el protagonista, en este caso el propio Javier Sierra, tiene un encuentro con un personaje en el propio museo.

         Opino que es un orgullo tener un autor como Javier Sierra, un referente para todos los escritores, por  su estilo ágil, dando fluidez a la trama, por su forma de trabajar, investigando en el terreno, que es donde se aprende, y por la temática  que trata en cada una de sus obras.

     9788408030690

  • Marc Levy – El pequeño ladrón de sombras.

      En cada uno de mis viajes, indiferentemente del lugar en el que estuviese, tengo por costumbre comprar un libro en las pequeñas tiendas de las estaciones y aeropuertos con la esperanza de encontrar un libro que me haga viajar en las largas esperas o que, cuando llegue a casa, me traslade y me evada de la, en ocasiones, tediosa realidad. En mi viaje a Valencia compré en la estación un pequeño libro, de tapas duras, con una cubierta en papel y de un autor desconocido para mi, Marc Levy. La portada me llamó la atención de por sí pues en ella aparece un pequeño niño con un avión de papel en un prado verde  mirando al cielo y, proyectado en la hierba, la sombra de un gran avión.
      La obra de la que estoy hablando es El pequeño ladrón de sombras. Nunca he sido muy dado a leer obras en las que la temática sea romántica, pero en este caso, a parte del destacado romanticismo, esta la historia de un niño, sin nombre, que, desde su infancia, tiene una habilidad poco común… Y hasta aquí quiero que sepáis por mi.
       Con esta novela quiero que sintáis lo mismo que sentí yo cuando comencé a leerla, que desde la primera página hasta la última no pude soltarla, si eres joven la disfrutarás como un adulto y si eres un adulto la disfrutarás como un joven.
     Sin duda Marc Levy ha sido un descubrimiento como autor, dota de una gran personalidad a cada uno de sus personajes llegando a odiar algunos y a querer a otros, ha sufrir cuando ellos sufren y a alegrarte cuando consiguen sus propósitos. ¿Lo recomiendo? 100%.
  • Gibran Jalil Gibran – La voz del maestro.

    Gibran Khalil Gibra, La voz del maestro.  Editorial EDAF, Madrid, 1992, 128 Pp.

       Gibran Khalil Gibran es una de esas personas que nace con tinta en vez de sangre en las venas y capaz de materializar su mundo interior con palabras en el mundo real. Su vida es un cúmulo de idas y venidas desde su tierra natal, Líbano, hasta la Europa burguesa, siendo su vida una amalgama de eventualidades, no obstante lo que ocupa en este caso es su obra La voz del maestro.

       En la obra, como ha hecho en cada una de sus obras, hace una simbiosis entre realidad y metafísica, trivialidad y filosofía, entretenimiento y enseñanza. En cada capítulo, a través del discípulo del maestro, muestra una enseñanza que es útil a efectos prácticos.

       La voz del maestro es la historia de un un maestro y su discípulo y cómo este muestra nuevas vías de conocimiento a su discípulo. En la obra se presenta al maestro como una persona superior a los demás pero humana, con sentimientos encontrados.

    Pensamientos y meditaciones 

    La vida nos lleva de un lugar a otro; el Destino nos traslada de un punto a otro. Y nosotros, conducidos en vilo por estos dos gemelos, escuchamos voces temerosas y sólo vemos lo que se interpone como obstáculo en nuestro camino.La Belleza se nos revela sentada en trono de gloria;pero nosotros nos acercamos a ella en nombre de la Lujuria,la despojamos de su corona de pureza y manchamos su vestidura con nuestra perversidad.

    El Amor pasa junto a nosotros con un manto de mansedumbre; pero nosotros huimos de él por temor, o nos escondemos en las tinieblas; o también lo seguimos para hacer el mal en su nombre. Hasta el hombre más sabio se inclina ante el peso imponente del Amor; pero en verdad es tan liviano como la brisa juguetona del Líbano. La Libertad nos invita a su mesa para que participemos de sus sabrosos manjares y de su generoso vino; pero, cuando nos sentamos a ella, comemos vorazmente y nos atragantamos.

    La Naturaleza extiende hacia nosotros sus brazos acogedores y nos invita a gozar de su belleza; pero nosotros tenemos miedo a su silencio y nos abalanzamos a las ciudades populosas, para cobijarnos en ellas cual ovejas que huyen del lobo feroz. La Verdad nos visita, atraída por la risa alborozada e inocente de un niño, o por el beso de un ser querido; pero casi todos nosotros le cerramos las puertas del afecto y la tratamos como si fuese un enemigo. El corazón humano implora ayuda; el alma humana

  • Charles Dickens – Canción de Navidad.

    Creo que si digo Charles Dickens no hace falta ni hacer una carta de presentación, y si digo Canción de Navidad todo el mundo sabe a que me refiero. Es una obra que ha sido llevada a cine por infinidad de adaptaciones, ya sea la hecha por Disney o la reciente de animación en la que aparece Jim Carrey, o las representaciones que se han hecho en la radio, en el teatro, etc.. Es una obra internacionalmente conocida y por ello no voy a hablar sobre la obra sino sobre lo que ha sido para mi leerla. No exagero si digo que desde hace 14 años tengo por tradición leerla en estas fechas y nuca me he cansado de leerla, es una obra que sin tener chimenea te calienta en las noches más frías y esta historia me ha acompañado desde mi infancia ya que antes de leer el libro vi la adaptación de Disney. 
       Charles Dickens, en su primera edición escribió lo siguiente:
    He pretendido que, en este relato
    fantástico, los espectros nazcan de una 
    Idea que no ponga malhumorados a los
    lectores consigo mismos, ni con otras
    personas, ni con la época navideña, ni
    conmigo. Desearía que este libro
    hechizase amablemente sus hogares y que
    nadie quisiera abandonar su lectura.
    Su fiel amigo y servidor,
    Charles Dickens. Diciembre, 1843
    Canción de Navidad
     
       La historia de un personaje como Mr Scrooge es un canto al espíritu navideño, el hecho de cómo la persona más amargada puede cambiarse a sí mismo y su entorno a mejor, y nunca es tarde si la dicha es buena. 
       No podría recomendar una lectura mejor para esta época del año, apta para los muy jóvenes y para aquellos que son menos jóvenes y quieran sentir la inocencia de un niño en Navidad, también.
    «Estás encadenado», dijo Scrooge tembloroso.
    «Cuéntame por qué».
    «Arrastro la cadena que en vida me forjé»,
    repuso el fantasma. «Yo la hice, eslabón a
    eslabón, yarda a yarda; por mi propia voluntad
    me la ceñí y por mi propia voluntad la llevo.
    ¿Te resulta extraño el modelo?»
    Scrooge cada vez temblaba más.
    «¿O ya conoces», prosiguió el fantasma, «el
    peso y la longitud de la apretada espiral que
    tú mismo arrastras? Hace siete Navidades ya
    era tan pesada y tan larga como ésta. Desde
    entonces, has trabajado en ella aún más.
    ¡Tienes una cadena impresionante!» 
    images