Salvar a Miguel Hernández

Los que tenemos la suerte de haber vivido en Alicante hemos podido disfrutar de la última morada del poeta oriolano. Se encuentra en el cementerio de Alicante, enterrado bajo una bella lápida y cubierta de flores y cartas de los admiradores del poeta. Junto a Miguel Hernández, reposan los restos de Josefina Manresa, su mujer; y Manuel Miguel, su único hijo. Hoy en día la tumba se puede visitar, pero pudo no haber sido así si no llega a ser porque unos poetas decidieron salvar a Miguel Hernández.

Miguel Hernández esquivó la bala de la pena de muerte. En enero de 1940 se celebró un juicio sumarísimo donde fue condenado a la pena de muerte. No sería hasta el 9 de julio cuando se le conmuta la pena de muerte por 30 años de prisión. No llegó a cumplir ni 3 años de aquella pena. En 1941, durante su etapa carcelaria en el Reformatorio de Adultos de Alicante, enfermó de tifus, que degeneró en tuberculosis. El poeta murió el 28 de marzo de 1942, cuando contaba con 31 años de edad. Sus restos fueron a parar al nicho número 1009 del cementerio municipal, nicho por el cual la familia tenía que pagar un alquiler.

El poco poder adquisitivo de la familia junto con las penurias propias de la época estuvieron a punto de llevar a Miguel Hernández a una fosa común. Gracias a los escritores alicantinos Vicente Ramos y Manuel de Molina, en una carta a Celaya fechada el 10 de enero de 1952, se pidió que se recogiese dinero para salvar los restos de Miguel Hernández.

La respuesta de Celaya tardaría en llegar un mes, concretamente el 9 de febrero, junto con un giro postal de 585 pesetas recolectadas entre intelectuales vascos. En la respuesta da cuenta de los problemas que había tenido al implicarse en la misión de salvar a Miguel Hernández: Me han acusado de estar organizando un Socorro Rojo y no se cuántas otras tonterías. He reñido con todos los poetas y todos los intelectuales de San Sebastián. Pero no importa, de vez en cuando hay que sacudirse de polvo y paja».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!